14 de enero de 2009

Alatriste "forzado a declarar"

La Agencia de Noticias EFE me realizó una entrevista que divulgó el 10 de enero de 2009 donde ratifico mi posición con respecto al abuso literario de José Saramago y la intermediación de Sealtiel Alatriste.

En la auscultación que EFE realizó, obtuvo la declaración por escrito del actual Coordinador de Difusión Cultural de la UNAM. Escribió Alatriste:

"No es más que un infundio... es una historia tan disparatada y tendenciosa que nunca hice caso de la misma, seguro de que, como todo había ocurrido en la mente de este hombre, nadie en su sano juicio iba a hacerle caso...Hoy me veo forzado a decir que ni conozco a este hombre, ni sé su nombre, nunca leí su cuento y menos hablé del tema con José Saramago con quien, es verdad, me une una vieja amistad y durante muchos años fui su editor".

Dicha declaración posteriormente fue enviada por el propio Alatriste desde su correo de la UNAM a los medios periodísticos.

Ante su declaración preciso:
1. Igual que Saramago, Alatriste saca a flote su cobardía para desmentir los hechos. Habla de infundio cuando hay fundamento para señalar. ¿Se siente hostigado o abrumado por la culpa?
2. Mi historia podría sonar disparatada si no tuviera bases y pruebas como el propio comparativo de las obras.
3. Efectivamente todo ocurrió en mi mente: el "nadie murió ayer", los calificativos exclamativos de los diarios que dan cuenta de la inmortalidad, la variación de la Tierra como explicación del fenómeno, el regreso de la muerte con la caída del trabajador... y así muchos más conceptos aparecidos posterior y misteriosamente en la novela de Saramago.
4. Con sano juicio periodistas analíticos se han detenido en mi caso, igual que muchos lectores. Más allá de la credibilidad está la válida duda y el derecho de los periodistas a investigar.
5. ¿Quién forzó a Alatriste a declarar? ¿EFE? ¿Yo al que dice no conocer? ¿Las circunstancias que lo rebasan?
6. Dice que no me conoce. Si bien haber recibido de sus manos la mención honorífica en 1997 no es ciertamente conocer a alguien en estricto sentido, peca de ignorante (o se hace) sobre la gente que trabaja en una de las dependencias que según eso "coordina".
7. ¡No sabe mi nombre! ¿Entonces a quién dice no conocer o a quién desdice? La contradicción pura o la gana de borrarme para ocultar el delito.
8. Que nunca leyó mi cuento es nuevamente no asumir su responsabilidad. Lo leyó y hasta le gustó para regalárselo al Premio Nobel.
9. Segun él no habló del tema con Saramago pero se lo propuso con herramientas al alcance.
10. Sólo faltaba que negara su amistad con el portugués.

1 comentario:

  1. Interesantísimo el tema y tu blog...volveré a leerte....un abrazo azpeitia

    ResponderEliminar